REFORMA: DE ANTIGUA IGLESIA A VIVIENDA FAMILIAR

Soy enamoradiza... como ya os he confesado otras veces, me vuelven loca las casas restauradas, y más aún si convierten en vivienda un espacio concebido para otra cosa, como el antiguo establo holandés reconvertido en granja que os enseñé el año pasado. En él, se cumplía una característica que hasta ahora se había repetido en todos mis "enamoramientos": gran parte de la casa eran elementos recuperados de su antigua función, un detalle que, además de darles personalidad, nos hacían recordar su historia.

Sin embargo, mi último flechazo - también en los Países Bajos -, apenas cumple esta característica. Más bien al contrario, sus nuevos propietarios han transformado completamente el espacio y, si no fuera porque la planta es inconfundible, una vez dentro... ¿adivinariais que estáis en una iglesia?

Su cuidada decoración consigue que la casa comparta algo más que las paredes
con la antigua iglesia: transmite paz. 

Para sus propietarios restaurar esta casa fue todo un desafío no sólo en lo que al espacio se refiere - imaginad esos techos altísimos - sino también por los recuerdos que llevaba asociados. Un espacio construido para el recogimiento y la oración debía dar paso al hogar familiar de una pareja joven con un bebé recién nacido.

El blanco, sabiamente combinado con tonos pastel - sobre todo rosa y mint -, marrones, grises y pequeñas pinceladas de turquesa, junto a la medida utilización de papeles pintados, consiguen el efecto final deseado, haciéndonos olvidar la antigua iglesia, y llenando la casa de esa dulzura que sus nuevos residentes buscaban. Pasen y vean...


El aspecto exterior de la vivienda es lo que más recuerda que fue una iglesia.

El blanco marca la tónica desde la entrada.

Los tonos pastel llegan a todos los detalles, incluso al trapo de cocina.

Las mantas y plaids, y hasta la trona siguen la pauta que marca el rosa pastel. 

El banco del comedor es el único elemento rescatado de la antigua iglesia.

Grises, marrones, rosas y verdes mint dan continuidad de la cocina-comedor, al salón.

Una cuna de madera reciclada y papel pintado con casitas de pájaro para la habitación infantil.

Apenas tres detalles turquesa en la habitación, son la única licencia al color de la vivienda.

Fotos @ Klikk.no


¿Qué os parece la reforma? ¿Os atreverías con un edificio tan emblemático? Y en caso de hacerlo... ¿hubierais recuperado más elementos de la antigua iglesia o habrías optado por la misma opción que sus propietarios?


¡¡Feliz fin de semana!!

Image and video hosting by TinyPic

PAPELES INFANTILES DISNEY

Los que me siguen ya saben de mi debilidad por los papeles pintados, como ya os mostré en otros posts, como éste de habitaciones infantiles o este otro de DIY con ideas para todo, por eso, ahora que el catálogo KIDS@HOME distribuido por Saint Honoré ya está en mi poder, ¡¡estoy impaciente por compartirlo con tod@s vosotr@s!! 

No sé si os va a pasar a vosotr@s también, pero a mi, al ver esta colección de papel pintado, enseguida me vino a la mente la carita que pondrán mis niños cuando lo vean y no me pude resistir a enseñároslo ;) 

No están todos los que son, pero sí que son todos los que están. Están los personajes preferidos de ellas, como Hello Kitty, Campanilla, Minnie o las Princesas Disney, pero también hay un hueco para ellos. Los chicos se encontrarán con Rayo McQueeen y el resto de personajes de Cars, o los aviones de Planes, o, si ya no son tan  pequeños, también se encontrarán con personajes de cómic como Spiderman y el resto de Super Héroes de la Marvel, y si no... al contrario, princesas para ellos y super héroes para ellas... que cada un@ elija lo que más le guste, ¡no hay límites a su imaginación!

Como veis hay variedad de motivos, y también cenefas autoadhesivas - algo que era difícil de encontrar en los últimos tiempos y que, al menos en nuestra tienda, la gente sigue pidiendo muy a menudo - y, además, una novedad en el mundo infantil, los papeles "flocados", papeles cuyos motivos están hechos en terciopelo y sobresalen en relieve sobre el fondo del papel.





¿Qué os parece... habrá para todos los gustos? ;)

Image and video hosting by TinyPic

DIY: FAROLILLOS DE NAVIDAD

Como ya os conté en otro post, a principios de octubre mi marido y yo estuvimos de viaje en Alemania, concretamente en Stuttgart. Esos días, además de hacer turismo - ¿os acordáis de la visita al Palacio de Ludwisgsburg y la "Fiesta de la calabaza" que os enseñé? - y celebrar como merece la Oktoberfest, mi amiga Raquel, nuestra anfitriona, reservó una mañana para llevarme de paseo por la zona comercial de la ciudad donde, por una vez, me alegré de que la Navidad empiece cada año un poco antes en todas partes ;)

Raquel, que me conoce muy bien, sabe que me priva el ambiente de su ciudad cuando está a punto de llegar la Navidad. Hace años, cuando era, como suele decirse, "soltera y sin compromiso", intentaba que mis visitas a su casa siempre fuesen en noviembre o diciembre para disfrutar del ambiente navideño de Stuttgart con ese olor a canela que flota en el ambiente. Las luces en las calles, los escaparates, el mercadillo navideño,... ¡¡me gusta todo!!

Este año, entre el millón de cosas bonitas que vimos, encontramos una especie de farolillos navideños hechos con tarros de conserva de cristal y trozos de tela que me encantaron. Inmediatamente pensé: ¡esto es un DIY para el blog! Y, dicho y hecho, aquí tenéis el resultado :D


* Materiales y Herramientas *


Como veis, tenéis todos los materiales por casa:
- tarros de cristal, de mermelada, mayonesa, tomate... ¡todos valen!
- restos de telas (vale, yo he hecho trampas, he cogido un viejo catálogo de la tienda ;)
- restos de puntillas, lazos, cintas, o incluso de bies.
- cualquier adorno que queráis pegar, por ejemplo, botones.
- alambre para hacer las asas.

Respecto a las herramientas... las habituales:
- tijeras (normales y si tienes de scrap, mejor que mejor ;)
- pistola de silicona o pegamento de tela
- alicate para trabajar el alambre
- aguja e hilo
- etc. 

* El proceso *




Puedes tener una idea de antemano o ir improvisando. Yo lo he hecho así. Pensé el primero - el de la estrella :) -  y el resto fueron saliendo solos para poder combinarlos. Para algunos adornos he dibujado formas en tela y los he recortado, para otros he cosido un poquito, y para todos he utilizado botones  - ya sabéis que tengo un montón guardados para mis "momentos frugales" -. 

* El resultado *




Et voilà! Así han quedado mis cuatro farolillos navideños de "inspiración alemana". Como veis las asas me han quedado un pelín irregulares, - ¡trabajar el alambre es más difícil de lo que creía! -  pero, he de reconocer que al final, me gusta el toque rústico que le dan a los farolillos, ¡más caseros y DIY imposible!



El toque final lo ponen las velas, claro :) Una vez encendidas, serán aún más navideñas. Sí, lo sé, os tendría que enseñar el resultado final con las cuatro velas encendidas, pero debo confesar que sólo tenía una a mano por la tienda en el momento de hacer las fotos... So sorry! :$

¡¡Espero que os haya gustado!! Me encantaría ver los vuestros ;)
¡¡Feliz domingo!!

Image and video hosting by TinyPic


**Con este post participo en #Inventandoelfinde de Olga y su Inventando Baldosas Amarillas**

                       

CORAZÓN DE COBRE

¿A vosotr@s también os pasa que hay determinados colores o tendencias que sin saber muy bien por qué no os gustan especialmente? A mi me pasa con el color cobre y todos los objetos fabricados con este metal... no me seducen.

Sin embargo, ocurre que desde hace algún tiempo, siempre encuentro alguna revista o distintos blogs de los que sigo con un montón de ideas inspiradoras que utilizan objetos de este color, y claro, tanto verlo, y tan bien utilizado... al final sucumbes y termina por gustarte. Y tanto te gusta, que le acabas dedicando un post ;)

El color cobre es el corazón que hace latir este precioso apartamento nórdico que huye del blanco total, para mezclarse con objetos étnicos como la alfombra del salón; cojines en tonos cálidos con detalles metalizados, que  ocupan tanto el sofá, como la cabecera de la cama bajo la atenta mirada de los animales que habitan en el biombo; o con diversas piezas de menaje metálicas - en tono cobre, claro ;) -, que ponen el contrapunto a las depuradas líneas de  las mesas y mesitas de las casa, en especial las del sencillo comedor de madera.

La alfombra es el elemento decorativo con más fuerza del salón, donde también encontramos 
piezas de cobre sobre la mesita de líneas sencillas y con un cierto aire árabe.

 
Los cojines, la lámpara auxiliar, e incluso los labios del cuadro, 
también siguen la gama de los tonos cobrizos.

El espectacular biombo con animales merece mención aparte. 

Detalles cobrizos en los cojines y la lámpara de la mesita.

En el comedor, de línea claramente nórdica, el jarrón, y la tetera y las tazas de estilo oriental, 
ponen el contrapunto cobrizo.




¿Y vosotr@s? ¿Hay algún color que no os gustara especialmente y que, a base de verlo en todas partes, haya terminado por conquistaros?  ¿Habéis caído alguna vez en la tentación? 

Image and video hosting by TinyPic

ES TIEMPO DE RETALES...

...en Decoraciones López García ;)



Sí, porque esta semana en la tienda estamos que lo regalamos... literalmente. Desde ayer y hasta el próximo sábado, todos los retales están a 2x1. El cliente paga uno y se lleva otro ¡totalmente gratis!



Una de nuestras costumbres es que, tras terminar un trabajo, durante un tiempo guardamos los retales sobrantes por si son necesarios para algún arreglo o algún detalle que nos soliciten los clientes. Esta costumbre sólo tiene un problema, que - obvio, ¿no? ;) - el espacio de la tienda es finito. Por eso, de cuando en cuando, toca reorganizar el espacio y dar salida a algunos retales para abrir paso a otros nuevos. Como imaginaréis lo último que se me ocurriría es tirarlos (¡aquí se recicla todo!), pero yo no tengo tiempo para tanta tela (ya me gustaría, ya... ayyy!), así que hemos decidido que esta será la "SEMANA DEL RETAL" (lo sé, lo sé, suena a oferta de unos grandes almacenes, sí, sí, de esos que estáis pensando, jaja ;)



Y para que no falten ideas, os propongo cuatro DIY para aprovechar pequeños trozos de tela. Si eres como yo, y cuando ves un retal, no ves una tela desaprovechada, sino una oportunidad de reciclaje, ¡toma nota!






* Kit de costura en bote

Quien más quien menos necesita alguna vez coser un botón, un bajo, un tirante... y si le regalas este bote, no tendrá excusa para volvértelo a pedir a ti ;)

Sibylle, del blog Funkytime, da todas las claves para hacerlo paso a paso (en inglés).

vía







* Pajaritas

Sirven para adornar el pelo, para adornar los cuellos de las camisas de ellos, para los tuyos si te gusta el estilo tomboy, para vestidos, adornos en mochilas o camisetas... vamos, que valen para todo ;) 

Susan Philips, del blog Momtastic, muestra cómo hacer un pasador de pelo, pero tú pones el límite (en inglés).








* Bolsita para auriculares

Este es un poco más complicado, pero... si lo consigues, ¡se acabaron los enredos de cables y el no encontrar los cascos por el fondo del bolso o la mochila del gimnasio!


Erin Erickson, del blog Dog Under My Desk, ofrece un detallado tutorial de cómo hacerlo (en inglés).

vía







* Etiqueta de equipaje

Sí ya sé que con atar un lazo de algún color llamativo ya puede valer, pero... ¿y el encanto de que tus maletas tengan su propia etiqueta hecha por ti?

Christina, del blog 2 Little Hoolingans, lo cuenta paso a paso en un detallado tutorial (en inglés).

vía






¿Qué os han parecido estas ideas? Por cierto... no os dejéis engañar por los colores rositas, las flores y los lunares, todas las propuestas son completamente unisex, sólo dependen de la tela que se elija ;)

Ya sabéis... es tiempo de retales, ¡a coser! ;)

Image and video hosting by TinyPic

MOVEMBER AT HOME

No sé si alguna vez lo habéis pensado, pero es curioso que, a pesar de que muchos de los grandes nombres de la decoración son hombres, en esto de los deco blogs la mayoría - tanto de bloggers como de lectoras - somos mujeres. A pesar de eso, hoy me quiero acordar de ellos, de los hombres, por eso vamos a dedicar el post al movimiento "MOVEMBER".

¿Conoces "Movember"? 

Si tenéis algún amigo viviendo en el extranjero, y en España cada vez más - es que a los pueblos estas cosas nos llegan más tarde ;) -, es muy posible que a estas alturas de mes luzca ya un frondoso bigote. ¿Lo has visto, verdad? Pues resulta que no, a tu amigo no le ha dado por la estética retro, ni tampoco ha destapado su lado hipster de repente, simplemente se ha sumado a la causa de Movember, un movimiento comprometido con "cambiar la cara de la salud de los hombres". Más allá de los mostachos, su objetivo no es ni más ni menos que la visibilidad y concienciación sobre la salud masculina, y especialmente sobre dos tipos de cáncer que sólo les afectan a ellos: el de próstata y el testicular.

Lo bueno de este movimiento tan bigotudo es que no se queda en palabras, y ha pasado a los hechos, hasta conseguir poner de moda este elemento antaño demodé. Tanto, que los mostachos se han extendido a todas partes. Menaje, telas, ropa, kits de fiesta... allá por marzo ya os contábamos que los bigotes también están presentes en el mundo deco.

Y para muestra, un par de DIY, ¿os animáis a hacer vuestro propio "Movember at home"?

1. Cojín Mostacho DIY



¿Divertido, verdad?
En el blog Craftinge.com Emma, una chica de sólo 14 años, nos enseña cómo hacer un cojín en forma de bigote reversible con patrón incluído. Si necesitáis ver los pasos con más detalle, podéis echarle un vistazo al tutorial de Rachel en su estupendo blog Family Ever After. Ambos están en inglés pero... ¿quién dijo miedo con el traductor de Google? ;)

2. Arrullo con Bigotes DIY



¿No os dan ganas de tocarlo?
En su blog Brittany Makes.com, esta "contable de día, entusiasta del DIY de noche", nos enseña cómo hacer un acogedor arrullo lleno de pequeños y simpáticos bigotes estampándolo tú misma con una patata (también en inglés). Está pensado para bebés, claro, pero la idea del arrullo se puede llevar a otras telas como las de una sábana, una funda nórdica a la que se le quiera dar un cambio... en el blog Delikatessen.com, Kati Sardiña, explica cómo aplicar esa misma técnica de estampado para crear, por ejemplo, un cojín.


¡Súmate a "Movember"! 

Hoy, queríamos recordaros que esta moda que tanto nos gusta, tiene mucho más significado que el púramente estético. Para conocer más detalles sobre Movember Foundation os invito a conocer su web española. Animáos a visitarla, ¡todo suma!

¡¡Feliz Noviembre!! Happy Movember!!

Image and video hosting by TinyPic

ESPACIOS DE TRABAJO: EL ORDEN DENTRO DEL CAOS


Nada más ver el estudio de la diseñadora australiana Rachel Castle recordé esa frase porque, si algo define este espacio es precisamente eso... el caos reinante y, sin embargo, me cautivó. Amor a primera vista. Por eso lo he elegido para participar en #DiarioDeco 8 dedicado a los "Espacios de Trabajo" y por ser tan diferente a este Estudio de Arquitectura de San Francisco que ya vimos, verdad?



Supongo que, al verlo, much@s pensaréis que éste no es, en absoluto, un buen ejemplo decorativo como espacio de trabajo. Todo el espacio ocupado, botes de pintura por todas partes, mensajes por doquier,... parece difícil concentrarse ahí pero, si os fijáis bien este estudio donde Rachel crea los diseños de su marca Castle & Things - especializada en productos para el hogar -, incluye "los básicos"de todo espacio de trabajo.

Tiene un (¡enorme) mood board, tiene una silla de trabajo cómoda (y - ¡cómo no!- de diseño) donde sentarse a trabajar, tiene una cajonera para almacenar láminas y materiales de trabajo, un banco que lo mismo recibe a las visitas que sirve de mesa auxiliar, tiene mensajes motivadores, tiene una libreta donde toma notas y apunta ideas... ¿no es más o menos lo mismo que tendrías tú?









En la entrevista que ha inspirado este post, Rachel confiesa:
"I am messy in practice but neat and tidy in process". 
Desordenada en la práctica, pero ordenada en el proceso. El caos es para ella sólo una necesidad creativa, como la de ir anotando ideas en cualquier trozo de papel que cae en sus manos. Por eso, el pilar básico de su estudio es su mood board, tan grande que ocupa toda la pared. Si te apetece imitar su estilo, sólo tienes que tomar nota:



1. Chapa perforada de Zona Blister / 2. Eames Plastic Side Chair DSW de Vitra / 3. Cómoda Malm de Ikea
4. Banco Sigurd de Ikea / 5. Lámina de Ryan McArthur en Etsy / 6. Cuaderno rojo Moleskine


El estudio de Rachel Castle es un fiel reflejo de su obra. Textiles, pinturas, prints, costura... los soportes donde plasma su creatividad son tan amplios como la paleta de color que utiliza en ellos, consiguiendo un resultado mágico donde todos los detalles son importantes.



Fuente: Design Milk con fotos de Chris Warnes/ Bauer Syndication.

¿Y tú, te atreverías a trabajar en un sitio así de colorido? Si dudas, una recomendación: dedica un rato a visitar la web de Castle & Things y ver el resultado de este caos creativo... ¡te sorprenderá!


** Con este post estoy participando en #diariodeco8, la fiesta de enlaces de #DiarioDeco con el tema
"Espacios de Trabajo", que este mes se celebra en el blog Mi Silla Azul by Lora **
++ Mi propuesta para la siguiente fiesta es "Navidad D.I.Y." ++


Y ahora... ¡¡UN ANUNCIO!! 

#DiarioDeco cambia de espacio :)  


La fiesta del próximo mes y todas las posteriores, se celebrarán en un nuevo blog que nace hoy: el blog de  #DiarioDeco.

Ésta nueva aventura en la que nos hemos unido varias compañeras de #DiarioDeco - animadas siempre por la incansable Anabel de Acotío Deco -, es un espacio en el que se hablará sobre todo de decoración, pero también de ideas DIY; donde se buscará inspiración, pero también se ofrecerán soluciones prácticas; y donde, cada mes, se celebrará la fiesta de enlaces que nos ha unido a todas.

Visítadnos en www.diariodeco.com

¡¡OS ESPERAMOS!!