INSPIRACIÓN DIY: MACETERO-PIÑA

Pues sí, como much@s sospechábais, hoy es el día que tocaba colgar el cartel de "Cerrado por Vacaciones" y digo "tocaba" porque al final no va a ser hoy. En realidad sí que estoy de vacaciones, pero en mi previsión "vacacionera" - lo reservamos hace tanto que no caí - no tuve en cuenta algunos detalles del calendario bloguero, como mi ineludible cita con #DiarioDeco16 que será el próximo lunes, y alguna otra sorpresita que ya os comentaré, así que dejé el parón bloguero para más adelante, le hice un huequito a la conexión en el equipaje, y aquí estoy, con un pie en el otoño meteorológico que me rodea y  otro en el verano que siento por dentro ;D

Y justo ahí, entre las dos estaciones, es donde he encontrado la inspiración DIY de hoy: un macetero-piña no muy complicado que, por mucho que afuera se instale el otoño, seguirá llenando de verano tu casa, o al menos, el rincón donde decidas colocarlo ;)



En el tutorial original Rachel, su autora y bloguera de "Lines Across", dice una frase que creo que resume la idea de este macetero-piña DIY: "cada vez que la miro, me hace sonreír". Así que... ¿os parece si intentamos conseguir esa sonrisa nosotr@s también?


Y ahora que ya lo tenemos todo, veamos qué pasos debemos seguir:



1. Lo primero de todo... preparar los materiales. Tenemos la maceta, la arcilla o la pasta de modelar, el papel de cocina a mano y preparamos un cuenco con agua.

2. Colocamos la arcilla o pasta alrededor de la maceta y empezamos a modelar teniendo en cuenta que buscamos una forma un poco ovalada, como la de la piña, claro :) Aunque el material es suave y fácil de manejar, Rachel recomienda ir metiendo los dedos en el agua para trabajarlo mejor. Además, nos advierte de que conseguir que la superficie quede totalmente lisa no es fácil, por eso ella se decidió a dejarlo con alguna imperfección, y yo también os lo recomendaría... al fin y al cabo, ¿las piñas no son lisas, no?

3. Una vez que, más o menos, hayamos conseguido la forma deseada, podemos suavizar las imperfecciones y las huellas que hayamos dejado con papel de cocina húmedo. Cuando ya estemos satisfech@s con la forma, lo dejamos secar al aire durante al menos, el equivalente a una noche entera. Antes de seguir, comprobaremos que está totalmente seca presionando en los costados de la maceta, si sigue blando, hay que esperar más, si no, podemos continuar. Opcionalmente, cuando hayamos comprobado que la arcilla o la pasta está totalmente seca, se puede lijar la superficie para suavizarla.

4. Ahora toca pintar la maceta de color amarillo. Se puede hacer con brocha, pincel o esponja, pero también puedes optar por la pintura en espray (si os decidís por la última opción, podéis repasar el mini-tutorial sobre pintura en espray que hicimos con nuestros farolillos reciclados).

5. Calculamos dónde van a ir las líneas de nuestra piña. La idea es que se noten las imperfecciones, que nuestra maceta es handmade, por eso no se utilizan reglas, sino que se calculan a ojo. Con el rotulador decorativo - o para l@s que tengáis mucho pulso, con un pincel fino -, marcamos ocho puntos espaciados uniformemente en el borde superior de la maceta.

6. Empieza a dibujar las líneas. Primero haremos todas las que vayan en una misma dirección y esperaremos a que se sequen. Cuando estén bien secas, partiendo de los mismos puntos que las anteriores, dibujaremos las líneas en la otra dirección.

7. Es el momento de transplantar el aloe o la suculenta que hayas elegido - a mi me pasa como a Rachel, que el aloe me parece la planta perfecta para esta maceta-piña, pero cualquier suculenta quedará bonita :) -. Llenamos la maceta con un poco de sustrato - hasta la mitad, un poco más o un poco menos, en función del tamaño de la planta que vayamos a utilizar -, colocamos la planta, y rellenamos de tierra hasta el borde.  

8. ¡Ya está! Tenemos nuestro macetero-piña. Ahora sólo queda lo más difícil... conseguir que no se nos muera la planta (si sois tan torpes con ellas como yo, os recomiendo leeros los consejos de "eHow en Español" sobre cómo cuidar de las suculentas en el interior ;).


Tutorial original @ LinesAcross.com

Entonces qué... ¿ha conseguido este macetero-piña DIY su propósito de retrotraeros al verano y sacaros una sonrisa? Estoy casi segura que sí :)  ¿A que dan ganas de ponerse a hacer una ya mismo? Además, ahora que ya hemos aprendido la técnica podemos hacer cualquier otra fruta o forma - o al menos intentarlo, jeje -, como siempre, el límite lo pone nuestra imaginación.


Y hasta aquí llega el post de hoy... 
es hora de decirle adiós al verano y prepararnos para la llegada del otoño


¡Os esperamos el lunes aquí y en #DiarioDeco!

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!!

Image and video hosting by TinyPic

12 comentarios

  1. Desde luego dan ganas de hacerlo! Y nos ha sacado esa sonrisa veraniega!
    Te deseamos que pases un feliz fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien conseguir una sonrisa veraniega vuestra chicas!!
      Bits para las dos, feliz fin de semana

      Eliminar
  2. Pero qué monada!! tengo una lista inmensa de diys para hacer jajaja. muack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesitamos un año sabático para poder hacer todos los días que nos gustan.jeje!!
      Bits compi y buen finde

      Eliminar
  3. ¡¡Estupendo!! Con ese cactus en concreto queda genial, parece una piña total :D ¡Feliz viernes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, lo primero es buscar el cactus 😉
      Bsts guapa y feliz finde

      Eliminar
  4. A nosotros también nos ha hecho sonreír el macetero, ¡ideal con el cactus que hace de hojas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial conseguir una sonrisa, aunque siendo viernes es más fácil, verdad?
      Feliz fin de semana

      Eliminar
  5. Resabios veraniegos!!! Me encantó como te ha quedado, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Abril, bsts
      Feliz fin de semana guapa

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Un diy fácil y molón, jeje!!
      Bsts guapa y feliz finde

      Eliminar