EL BLOG DE DECORACIONES LÓPEZ GARCÍA

EL BLOG DE DECORACIONES LÓPEZ GARCÍA /// LAREDO: C/ GUTIERREZ RADA, 6. TLF. 942 60 59 94 /// NOJA: AVDA. DEL RIS, 77. TLF. 942 62 88 07

viernes, 30 de septiembre de 2016

DIY-RECETA: ENSALADA CON SORPRESA DE QUESO

Al sentarme a escribir el post de hoy me he dado cuenta de que, entre la tarta de frutas, las ideas para los cabeceros infantiles, la mesa con rodaja de madera y el cubo-estante para las naves de Star Wars que os enseñaba el lunes para el reto de Rioby, septiembre está siendo el mes del DIY aquí en el blog. De hecho, el único post no dedicado al DIY de este mes fue el de las cortinas de cocina, pero teniendo en cuenta a lo que nos dedicamos aquí en la tienda... a mí me cuenta como "háztelo tú mismo" sin duda ;-P

Por eso, el último post de este mes y más aún siendo viernes, no lo podíamos dedicar a otra cosa, aunque eso sí, para que a mí no me de un telele, el DIY-receta de hoy es una propuesta de mi amiga Raquel, que da la bienvenida al otoño con una ensalada con sorpresa de queso. ¿Os apuntáis a descubrirla?



Elaboración & Fotos @ Raquel para Deco López García

Sí porque después de pasar aquí en Laredo las vacaciones, Raquel está de vuelta en Alemania y, para dar la bienvenida al otoño en Stuttgart pensó que nada mejor que una ensalada templada, ya sabéis para ir entrando en estación e ir rebajando los excesos gastronómicos del verano en España y, de paso, aumentar el catálogo de "salado" de nuestra "sección cocinillas" ;)

Como siempre hacemos, vamos a empezar con los ingredientes:


- Canónigos (podrían ser también brotes verdes, pero mejor no uséis lechuga)
- Tomatitos tipo cherry
- Queso de cabra (u otro queso que os guste y derrita bien)
- Pasta filo
- Cebollino
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre balsámico
- Mermelada de fresa
- Mantequilla
- Sal 
- Pimienta

Y así, con todos los ingredientes listos, vamos con el paso a paso:


En primer lugar derretimos la mantequilla poniéndola en una taza y metiéndola unos segundos en el microondas. A continuación, cortamos la pasta filo en forma de cuadrados. Colocamos el primer cuadrado y lo pintamos con la mantequilla, después colocamos el segundo cuadrado encima y en diagonal - haciendo como un rombo, tal y como veis en la foto - y también lo untamos con la mantequilla derretida.


Mientras vamos haciendo y pintando los cuadrados, aprovechamos para poner a hervir el cebollino unos minutillos para que de esa forma esté flexible y no se nos parta al cerrar los saquitos. También vamos a ir colocando una rodaja del queso en el centro de cada pareja de cuadrados de pasta filo.


Para preparar los saquitos, doblamos con cuidado la pasta filo, los vamos cerrando y, por último, los atamos con el cebollino hervido. Una vez que tengamos todos los saquitos preparados, los introducimos unos minutos en el horno a 140º, lo justo para que se pongan doraditos.


Mientras los saquitos se van dorando en el horno, colocamos en los platos los canónigos y los tomatitos cherry ya cortados. A continuación, sazonamos y aliñamos al gusto con el aceite de oliva virgen y el vinagre balsámico. Por último, colocamos un saquito en el centro de cada plato y añadimos una cucharadita de mermelada de fresa sobre ellos.


Y ya está, así de bonita queda nuestra ensalada con sorpresa queso. Ahí donde la veis, al cortar el saquito caliente, el queso fundido se mezcla con la mermelada consiguiendo el contraste perfecto entre dulce y salado que hace de esta ensalada templada un plato bien original, además de completo y ligero (las calorías del queso no cuentan, jaja ;) 

Como siempre, antes de terminar un último consejo de parte de Raquel. Me pide que os diga que si queréis darle un poco más de contundencia a esta ensalada templada, o directamente convertirla en plato único, podéis añadir una loncha de bacon por cada medallón de queso, envolviéndolo en ella antes de meterlos en el saquito. ¿Tampoco pinta mal la versión menos light, verdad?


Yo de momento me quedo con ésta y la voy a preparar tal cual, así que... que se preparen 
mis niños y su Sr. Padre, que este finde tienen "sorpresa" ;)

¿Y vosotr@s? ¿Os animáis a probarla?

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!!

martes, 27 de septiembre de 2016

#DiarioDecoLoveRyobi:
UN CUBO-ESTANTE DIY CON UNA SOLA HERRAMIENTA

“No lo intentes. Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes”.
Maestro Yoda

Ya sabéis que - además de que la decoración sea nuestra pasión - si algo tenemos en común las chicas de #DiarioDeco es que todas nosotras somos también súper fans de los DIYs. Y fue precisamente eso lo que hizo que desde Ryobi se fijaran en nosotras y nos propusieran un reto: "¿qué haríamos nosotras con una de sus herramientas?"

Pues lo que hicimos fue seguir el consejo del Maestro Yoda, y no intentarlo, sino hacerlo. Recogimos su testigo y en cada uno de nuestros posts de hoy vais a ver el resultado de ese reto que, en mi caso concreto, es un cubo-estante que he hecho utilizando una sola herramienta y que tiene por delante una misión en una galaxia muy, muy lejana... 


Una vez planteado y aceptado el reto, como si de un duelo se tratase, sólo nos quedaba elegir las "armas", es decir, las herramientas que íbamos a utilizar, y como nos dejaron total libertad para elegir lo que quisiéramos, mi elección fue la multi-herramienta JobPlus™ ONE+™ 18 V de RYOBI®. Con tanta variedad no era fácil, no creáis, pero para mí ésta era perfecta, no sólo porque su batería permite utilizarla sin cables lo que facilita mucho su utilización y maniobrabilidad en los trabajos con piezas pequeñas, que son los que yo suelo hacer, sino porque además, su cabezal multifunción tiene múltiples ventajas.

Para empezar permite cortar desde mampostería a metal, pasando por madera, plástico o materiales compuestos, pero además, cambiando su cabezal también se convierte en una lijadora de forma triangular que permite alcanzar los rincones más difíciles. Como os digo, ya sólo con eso es súper útil para el tipo de DIY que yo suelo hacer, pero es que además, esta multi-herramienta incluye un adaptador universal que nos permite utilizar con ella los accesorios multifunción de otras marcas - no de todas, pero sí de las más populares - lo que me permitirá utilizarla con accesorios que ya tenía, sólo que sin cables... ¡todo ventajas para mí! 

Y ahora que ya os he presentado a mi aliada imprescindible en este DIY, vamos con los materiales:


- Multi-herramienta JobPlus™ ONE+™ 18 V de RYOBI®
- Cubo-caja de madera
- Regla (o escuadra, o cartabón)
- Lápiz
- Pintura
- Rodillo
- Pincel
- Papel pintado
- Cinta adhesiva de doble cara
- Tijeras

Y ahora que tenemos todos los materiales y herramientas listos, vamos con el paso a paso:


Para utilizar mi nueva multi-herramienta Ryobi, lo primero que tuve que hacer fue poner la batería a cargar hasta que la lucecita de la derecha se pone de color verde indicándonos que está lista para ser utilizada. El siguiente paso es colocar la hoja de sierra circular para empezar a cortar, es tan fácil como utilizar una llave allen, así que no hay problema con eso. Por último, y con una sola mano, colocamos la batería - antes no, para evitar accidentes con la sierra -.


Cuando tenemos la herramienta lista, marcamos en nuestra caja el dibujo que queremos hacer (en mi caso lo he hecho ayudándome de un lápiz y una regla - un cartabón para ser exactos -, dibujando una entrada en forma de ángulo). Cuando tenemos la forma marcada, comenzamos a cortar. Para conseguir un corte más preciso es importante elegir bien las sierras, por eso en esta ocasión, para serrar el vértice del ángulo cambiamos la hoja de la sierra por otra más plana.


Una vez que tenemos listos todos los cortes, para que nuestra caja quede lo mejor posible, es el momento de lijar. De nuevo modificamos el cabezal de la herramienta y en este caso le acoplamos el accesorio lijador con forma triangular, que nos va a permitir llegar a todas las esquinas de nuestro cubo-caja de madera. Cuando la superficie esté lijada y preparada, es el momento de pintar. Como ya os he explicado en otras ocasiones, para pintar cualquier mueble, lo mejor es comenzar con las esquinas utilizando un pincel y después, ayudarnos de un rodillo para las superficies más grandes. En esta ocasión, a diferencia de otros DIY donde utilizo pintura de tiza, he apostado por un esmalte gris claro que era perfecto para combinar con el papel pintado de la nueva habitación de mi hijo, del que ya os he hablado alguna vez.


Por supuesto, debemos esperar que la pintura seque bien y cuando esté completamente seca, es el momento de darle el "toque original", además de un toque de color, que en este caso se consigue colocando un papel pintado en el fondo. Hacerlo es tan fácil como medir el fondo del cubo-estante, recortar el papel pintado a esa medida, y  pegarlo en ese fondo ayudándonos de cinta adhesiva de doble cara

 

Y aquí es donde llega ese momento en el que os cuento que, como me suele ocurrir, empecé este DIY con una idea y finalmente ésta se transformó un poco. En este caso, la idea inicial era colocar un sólo cubo-estante en la pared - que es el que he preparado con la multi-herramienta de Ryobi - para que fuera una especie de escenario donde las naves de Star Wars de mi hijo pudieran lucir en todo su esplendor, pero al colocarlo en la pared caí en la cuenta de que se quedaba un poco solo en esa pared tan grande, así que decidí preparar otro más. En este caso, opté por una caja de color madera y un poco más pequeña, en la que la única intervención ha sido añadirle el fondo de papel pintado en un tono que contrasta con la del cubo-estante DIY que acabamos de ver.


Y así de bonitas lucen las dos juntas. Las naves ya tienen su espacio y mientras llega la siguiente - que seguro que cae en noviembre por su cumpleaños - hemos ocupado la segunda caja con un puzzle 3D de Darth Vader que tampoco queda nada mal, ¿no os parece?

Pues... ésta es mi propuesta para el reto que nos lanzaban desde Ryobi, pero como os anunciaba al principio, mis compis de #DiarioDeco tienen muchas otras ideas que no os podéis perder

Después de ver todas las ideas de #DiarioDecoLoveRyobi seguro que os han entrado unas ganas locas de empezar con el bricolaje y hacer vuestros propios DIY, ¿a que sí?
No dejéis de pasaros por la página de Ryobi para ir eligiendo herramienta como hicimos nosotras ;) 

Y nos vamos con ella a ver a Marcela y a nuestras amigas, te vienes?
**Con este post participo en el "Finde Frugal 144" de Marcela Cavaglieri**

¡¡FELIZ SEMANA!!



viernes, 23 de septiembre de 2016

DIY: MESA AUXILIAR CON RODAJA DE MADERA

¿Os acordáis que allá por abril publiqué un post de inspiración con ideas DIY para hacer con rodajas de madera? Pues... ese momento que parecía que no iba a llegar nunca está aquí ;)

Hoy, por fin, le ha llegado su momento a "mi" rodaja de madera que ahora es una preciosa mesita auxiliar con un inconfundible aire nórdico que no puede gustarme más y, lo mejor, súper fácil de hacer... ¿os apuntáis a ver el proceso?


Como os contaba en ese primer post en busca de ideas, la rodaja es nada menos que de madera de castaño y fue un regalo - un regalazo, en realidad - de mi amiga Carmen que, además de colaborar de vez en cuando con alguna receta para nuestra "sección cocinillas", tiene la infinita paciencia de aguantar eso que yo llamo "mis rollos blogueros", así que desde aquí un enorme ¡GRACIAS! para ella por todo: por la rodaja, por las recetas y, sobre todo, por la paciencia :)

Y ahora sí, hechos los agradecimientos, vamos con ello. Como siempre, empezamos por los materiales, que no pueden ser menos, ni más sencillos:


- Una rodaja de madera
- Las patas del taburete Marius de Ikea
- Cera incolora 

Mi idea inicial era hacerla con unas patas tipo horquilla, con un aire más industrial, pero la verdad es que son un poco caras y la idea era que éste fuera uno de mis #DIY3BR, ya sabéis, bueno, bonito, barato y resultón, y por sólo 3,99 €, Marius era la solución ideal.

Y ahora sí, con todos los materiales listos, vamos con el paso a paso:


En realidad mi rodaja ya estaba lijada, pero quise darle una suave pasada con la lijadora por la cara con más imperfecciones. De esa forma conseguimos no sólo que quede un poco más fina, sino también que se aprecie que la rodaja es de madera natural.


El siguiente paso es montar las patas del taburete siguiendo las instrucciones que, como todos los productos de Ikea, también incluye el modelo Marius. Después, las colocamos sobre la madera, calculamos dónde las vamos a fijar y lo marcamos


En el caso concreto de mi rodaja, los tornillos que trae el taburete son demasiado cortos para poder sujetar bien la estructura, por eso, busqué por ahí cuatro tornillos más largos - ya veis que son cada uno de su padre y de su madre - y, una vez que los tenemos, atornillamos las patas a la rodaja de madera.


Nuestra mesa auxiliar hecha con una rodaja de madera está casi terminada... sólo nos queda aplicar una mano generosa de cera incolora para proteger la superficie y los laterales de la madera, igual que hemos hecho en otros DIY como las sillas de comedor restauradas o el espejo renovado.


Et voilà! Nuestra mesita auxiliar con rodaja de madera de aire nórdico está lista y yo estoy feliz... ¿no os parece que podrías encontrarla en cualquier tienda de mobiliario de estilo escandinavo? Yo de momento, la he puesto junto a mi silla Star de Decoratualma y unos candelabros en color bronce de Mascagni que vendemos en nuestra tienda, pero sospecho que la suya va a ser una vida larga y llena de cambios de ubicación ;)

Ya veis que en los últimos DIY me ha dado por las mesas, primero fue la mesa vintage restaurada y ahora ésta, pero... ¿merecía la pena repetir, no? ;)

Y nos vamos con ella a ver a Marcela y a nuestras amigas, te vienes?
**Con este post participo en el "Finde Frugal 143" de Marcela Cavaglieri**





¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!! 

martes, 20 de septiembre de 2016

4 TIPOS DE CABECEROS DIY INFANTILES

Aunque empezaron ya hace unos días, que si falta un libro, que si los cuadernos, que si los lápices, que si esto, que si lo otro... la vuelta al cole nos trae a casi todos los padres de cabeza, pero no sólo a nosotros, los niños también notan los cambios y hay que buscar la forma de motivarlos para que lo lleven lo mejor posible y lo asocien a algo nuevo, pero también bueno.

Una forma de hacerlo puede ser darle un pequeño cambio o lavado de cara a sus dormitorios. Algo fácil y rápido, que con muy poco dinero y mucha imaginación haga de su cuarto un lugar especial, como por ejemplo estas ideas con cabeceros DIY que he elegido para mostraros hoy :)

Fotos @ Pinterest.com

Utilizando materiales simples y baratitos, podemos hacer cabeceros bien simples, pero suficientes para darle un cambio enorme a una habitación, y además, si lo planeamos un poco, puede ser una actividad para realizar en familia, algo que seguro que a los niños les encanta. Su nuevo cabecero no será sólo único, será además algo creado con sus propias manos.


Os he enseñado ideas con palés más veces, y es que no hay proyecto que no se pueda solucionar con un palé, y los cabeceros para una cama infantil no iban a ser menos. Desde la forma más sencilla posible, dejándolo tal cual, en madera natural y sin añadirle nada, hasta la más trabajosa - aunque igualmente fácil - de utilizar las tablas de los palés para hacer un tablero en el que pintaremos cada una de las tablas de un color, pasando por la solución intermedia, que lo deja en natural pero le da un toque diferenciador añadiendo la inicial del niño o la niña en un color en contraste, cualquiera de ellas funciona a la perfección, y añaden personalidad a los espacios.


Otra opción, también sencilla y también con madera, son los cabeceros con forma. Sólo necesitaremos un tablero de DM, un poco de mano para dibujar la forma que nos interese y después darle una mano de pintura en función de la forma elegida o del color de la habitación. Nubes y estrellas para l@s soñadores y soñadoras, conejitos para los amantes de los animales, casitas para futuros arquitect@s... tu imaginación o la de tus hijos son el límite a la hora de elegir formas. 


Estoy casi segura de que las formas atraparán a los niños lo suficiente para implicarse en la fabricación de sus cabeceros, pero si no es suficiente,  directamente podemos apostar por una temática relacionada con sus aficiones nos llevará a un éxito seguro. Montañas pintadas en la pared para l@s amantes de la aventura, letras de diferentes tamaños y tipos para l@s loc@s por los alfabetos, o remos pintados - en el ejemplo en tonos pastel, pero podría aplicarse cualquier paleta de color - para l@s navegantes. 


Y no sólo diferentes tipos de cabeceros, una misma idea puede llevarse a cabo de muchas maneras. Si ya en el ejemplo de los cabeceros realizados en madera veíamos un ejemplo, mirad de qué otras formas podéis hacer casas: con unos lunares de colores adhesivos como fondo y un poquito de washi-tape para hacer la forma - ¿sencillo no? -, o con tablas de madera con su tejado iluminado por una guirnalda de luces, o utilizando un cable con pequeñas bombillas para dibujar la silueta de la casa. ¿No os encantan las tres?

Como veis, hay muchas maneras de hacer un cabecero infantil DIY. Espero que la pequeña selección que he hecho para vosotr@s os sea útil y os sirva de inspiración, como pasó con el post dedicado a los cabeceros originales hace un par de meses ;)

¿Y vosotr@s? ¿Cómo afrontáis la vuelta al cole de vuestr@s niñ@s? ¿Apostáis también por el DIY?

¡¡FELIZ MARTES!!

viernes, 16 de septiembre de 2016

DIY-RECETA: TARTA DE FRUTAS CON CEREZAS, ARÁNDANOS Y MELOCOTÓN

Pues si el martes daba por cerrado el mini-break veraniego metiéndome de lleno "En la cocina" con mi propuesta para la fiesta #DiarioDeco24, hoy me quedo dentro para retomar un clásico de nuestros viernes DIY, pero sin perder de vista algo que a todos nos gusta hacer en vacaciones, que es descansar y comer bien.

Por eso, como la rentrée está siendo dura para tod@s, he pensado que qué menos que endulzarla un poco, y por eso en nuestra "sección cocinillas" hoy os propongo una receta bien rica y fácil de preparar: tarta de cerezas, arándanos y melocotón. ¿Os apuntáis?


Aparte de lo buenísima que está - os confieso que mientra la preparaba no confiaba mucho pero me sorprendí a mí misma - una de las cosas que más me gusta de la receta es que, aunque es perfecta para esta recta final del verano por la variedad de frutas que tenemos, vale para todo el año. Pensad en las frutas como un ingrediente intercambiable y, con sólo modificar eso, podéis adaptarla a la temporada que queráis ;)

Como siempre, empezamos con los ingredientes:


- 2 láminas de masa quebrada
- 300 gr de cerezas
- 150 gr de arándanos
- 3 melocotones
- 180 gr de azúcar moreno
- 3 cucharadas de harina de maíz (Maizena)
- Vainilla
- 1 huevo
- Licor de cereza (Kirsch)

Y ahora, con todo listo, vamos con el paso a paso:


En primer lugar lavamos y secamos las frutas. Además, para que luzcan más en la tarta, en el caso de las cerezas además tendremos que deshuesarlas sin partirlas por la mitad. El truco es fácil: cogemos una botella de cristal y colocamos la cereza sobre la boca, después con un palo de brocheta o con una pajita, empujamos desde arriba el hueso - tal y como veis en la foto 1 - y éste cae a la botella. No manchamos nada, los huesos no saltan y, además, las cerezas quedan perfectas. ¡Todo ventajas!


Para esta receta, las frutas tienen que macerar durante unas cuantas horas, por lo que es recomendable que esta parte la hagamos de víspera o al menos, de la mañana a la tarde. Ponemos las frutas en un bol junto con el azúcar moreno, un poco de vainilla y un chorrito de licor de cerezas o Kirch, y lo mezclamos todo bien.


Como habéis visto en la foto de los pasos 3 y 4, yo empecé mezclando las cerezas y los arándanos, pero en ese momento me di cuenta de que la cantidad que había calculado con esas dos frutas se quedaba escasa y se me ocurrió trocear melocotones - al final fueron tres - y añadirlos a la tarta. Cuando está toda la fruta troceada y mezclada con el resto de ingredientes mencionados en el paso anterior, lo tapamos con film transparente y lo dejamos macerando unas horas, en mi caso fue toda la noche, pero con un ratillo menos, una mañana por ejemplo, también podría valer.


Cuando la fruta ya está macerada y lista, es el momento de poneros con la masa. Para ello, en primer lugar untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina, colocamos encima la masa quebrada y pinchamos la superficie con un tenedor. A continuación, añadimos la harina de maíz (Maizena) en el bol de la frutas maceradas y lo mezclamos todo bien. Mientras reposa un poquito, vamos cortando tiras del resto de la masa para decorar nuestra tarta. Como veis en la foto, podéis utilizar el cortador de pizza - ese gran desaprovechado de la cocina - para hacerlo, fácil, fácil y rapidito además ;)


El siguiente paso es rellenar y cerrar la tarta. Para ello, vertemos la fruta y su jugo sobre la masa. Una vez que lo tenemos, ya podemos ir colocando las tiras de masa cruzándolas entre ellas para formar el enrejado superior. En este punto hay que echarle un poco de paciencia porque no es difícil, pero sí pelín lioso, y lleva su tiempo, pero luego queda tan bonito que merece la pena.


Cuando tenemos el enrejado superior listo, recortamos los sobrantes de las tiras y apretamos bien las uniones para que no se nos abran al hornear. Después, batimos el huevo y pincelamos toda la superficie con el huevo batido. Ahora sólo nos queda hornear la tarta a unos 190º durante 30 o 35 minutos, hasta que esté dorada. Ya sabéis, cada uno conoce su horno, pero el punto es ése, el doradito de la masa.


Et voilà!! Ya está lista nuestra tarta de frutas que, además de tener una pinta estupenda - a mí me parece bonita, bonita ;)) - os puedo asegurar que está buenísima. La preparé para el cumpleaños del Sr. Padre - que fue a finales de agosto  - y, está feo que yo lo diga... pero triunfé, jajaja. No os digo más que hasta Raquel, que como sabéis es la experta en tartas de la "sección cocinillas", dio su aprobación ;)

De hecho, en casa ha gustado tanto que ya estoy pensando en aprovechar la receta para hacer tartaletas otoñales utilizando manzanas, peras, uvas... lo que tenga a mano y ¡qué viva la cocina de temporada!

¿Qué os parece? ¿Os animás a encender el horno y probar esta receta dulce ahora que parece que el tiempo empieza a ser el que corresponde a septiembre? Ya me contaréis ;)

¡¡FELIZ FIN DE SEMANA!!

martes, 13 de septiembre de 2016

CORTINAS, ESTORES, ENROLLABLES... TÚ ELIGES:
#DiarioDeco24 - En la cocina

Pues al final el regreso del mi mini-break bloguero no ha sido ni el día que los niños empezaron al cole, ni a mitad de mes, va a ser hoy, un martes 13 - ¿quién dijo miedo? ;) - de la mano de la fiesta de #DiarioDeco24 que este septiembre se celebra bajo el título "En la cocina".

Y ahí, en la que para mí es es sin duda si no la más, sí  una de las estancias más importantes de la casa, me meto de lleno para daros unas cuantas claves para vestir las ventanas de nuestras cocinas.



A estas alturas casi todos sabéis ya que las cortinas son uno de los puntos fuertes de Decoraciones López García, así que cuando se plantéo el tema "En la cocina" para este #DiarioDeco24 pensar en ellas fue casi inevitable. 

Seguro que mucha gente piensa que las cortinas - y más en la cocina - son un tema menor, o en el que no hay mucha variedad donde elegir, pero vais a ver que esto no es del todo cierto. Hay muchos tipos y tejidos posibles a la hora de vestir las ventanas, ¿los repasamos?

- ENROLLABLES tipo screen 

Realizado con poliester y fibra de vidrio, el screen es un tejido técnico que crea una trama con diferentes grados de transparencia de tal forma que, no sólo nos permite controlar la cantidad de luz, sino que también actúa como filtro. La gran cantidad de colores y texturas disponibles y el hecho de que no requiera apenas mantenimiento -  para limpiarlo basta con pasar un paño húmedo - lo convierte en el producto estrella para cocinas en la actualidad. 




- ENROLLABLES estampados 

Para aquellos a los que el screen les parece algo frío, pero que también apuestan por la comodidad, la solución perfecta son los enrollables estampados sobre tejidos translúcidos que tienen un tratamiento impermeable y anti-manchas que los hacen perfectos para las cocinas. Además del atractivo de los estampados en sí -  normalmente son dibujos o letras -, este tipo de enrollable aporta más calidez y color a los ambientes y, como en el caso del screen, basta con pasar un paño húmedo para limpiarlos y mantenerlos tan bonitos como el primer día. 


A la hora de colocarlos, podemos optar por hacerlo directamente o, como se puede ver en la primera foto, tapar la parte superior del rollo con una caja metálica. 


- PERSIANAS VENECIANAS

Otra opción que aguanta muy bien las modas, y sigue ahí después de muchos años es la de las persianas venecianas o de lamas de madera que, además de permitirnos dejar pasar más o menos luz subiéndolas o bajándolas, también nos dejan jugar con ella al girar sus lamas. Disponibles en una cantidad infinita de colores y acabados,  como podéis ver en las fotos, se adaptan a todo tipo de cocinas. 


Pueden ser de estilo rústico, como las blancas de la primera imagen, que con esa cinta azul le dan un toque más acogedor; pero también pueden adaptarse a cocinas mucho más modernas, bien manteniendo la calidez de los tonos claros como las de color beises con las cintas negras de la segunda imagen, o en contraste total, como las negras de la última imagen.



Las cortinas técnicas como las que acabamos de ver, van instaladas normalmente desde el techo o, como mucho, desde la caja de la persiana, lo que implica que cada vez que vamos a abrir una ventana hay que subir el enrollable o la persiana hasta arriba. Pero, por nuestra experiencia en la tienda, os puedo asegurar que la gente prefiere abrir las ventanas sin tener que tocar la cadenilla o la cuerda de la cortina, por lo que la mejor solución en ese caso son los modelos de cortinas o estores que van sujetos a las hojas de la ventana, de tal forma que se abren con ella y que, normalmente, se complementan con un bandó de otra tela - o de la misma, aunque es menos frecuente - para tapar la caja de la ventana. 

- CORTINAS a la hoja de la ventana

En el caso de las cortinas propiamente dichas, o visillos como seguramente los llamáis much@s de vosotr@s, el sistema de instalación es el mismo - van sujetos al marco de la ventana con unas barritas adhesivas -, pero el acabado final varía en función de la confección elegida.
Una opción es hacerlos fruncidos, como los de la primera imagen, para después recogerlos a los lados con un lazo en tela rosa lisa a conjunto con la elegida para el bandó que, en este caso, se ha confeccionado con pliegue americano.


Otra opción es confeccionar las cortinas a palas o tablas y con trabillas, y de nuevo, recogerlas con un lazo de tela de rayas a juego con el bandó que, en este caso está confeccionado en recto con ondas en el bajo.


 Una tercera opción puede ser realizar los visillos con tablas, pero sin trabillas, como en el ejemplo que vemos en la tercera imagen donde, bajo un bandó del mismo tipo - recto con ondas - realizado en una tela estampada con gallos y gallinas, encontramos unos visillos que, esta vez, caen cubriendo toda la ventana sin que ningún lazo las recoja a los lados.


- ESTORES de tela

Otro tipo de solución, también a la hoja de la ventana pero un poco más "moderna" que el tradicional visillo es la de utilizar estores confeccionados en telas translucidas, de forma que tamicen la luz natural ocultándonos de las miradas ajenas pero dejando entrar la claridad. Los que os enseño en las imágenes son estores tipo paquetto, una evolución de los antiguos estores con varillas y telas gruesas, que en este caso se rematan en el bajo con unas ondas, dándole un toque más romántico al acabado, de forma que complemente las del bandó realizado con una tela con un estampado de macetas. 



Tanto los visillos, como los estores y los bandós de tela son fáciles de mantener lavándolos en la lavadora, pero siempre utilizando un programa para prendas delicadas o cortinas, con agua fría y sin centrifugar demasiado. Esto que dicho así parece tan fácil, no siempre se hace y es fundamental para mantener los tejidos en óptimas condiciones. Además, este tipo de tejidos tiene otra ventaja y es que, si nada más terminar la lavadora volvemos a colgarlos en sus barritas o en su mecanismo, y dejamos que se sequen directamente en las ventanas, no sólo nos quedarán perfectas, sino que además evitaremos tener que planchar ;)

¿Y vosotr@s? ¿Por qué estilo apostáis? Como veis hay opciones para todos los gustos :)

De hecho, seguro que tenéis mil ideas y trucos para la cocina... 
¿Os animáis a compartirlos con nosotras en la fiesta #DiarioDeco24 - En la cocina?


Además, vuestra participación en esta edición de #DiarioDeco tiene premio. El blog ganador se llevará un kit de cocina de AcotíoDeco - Decor & LifeStyle, la tienda de nuestra compañera Anabel que, de entre su variedad de productos hechos a mano para la cocina, ha preparado para vosotr@s un conjunto compuesto por un delantal, dos servilletas y una cesta-panera con estampado de plumas, además de una tabla a elegir, que son una auténtica preciosidad. 


¿No os morís de ganas por tener el kit completo en vuestra cocina? Pues ya sabéis lo que tenéis que hacer, ¡tod@s a participar en #DiarioDeco24 - En la cocina! ¡Os estamos esperando!


¡¡FELIZ MARTES!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...