2016, ¿EL AÑO DE LA FELICIDAD?

"No esperes los buenos momentos para ser feliz... sé feliz y los buenos momentos vendrán"   
Lisel Mueller      

"disfruta las pequeñas cosas de la vida... 
algún día mirarás atrás y te darás cuenta de que eran las grandes cosas"


Si el año pasado tal día como hoy os contaba mi lista de buenos propósitos para el año nuevo - que, por cierto, he cumplido casi al completo, ¡bien! - este año os voy a contar un único propósito: en 2016 voy a intentar ser optimista :)

No sé si alguna vez os lo he contado, pero tiendo a ser pesimista. Ya sabéis de vaso medio vacío y todo eso... bueno... no es que sea una negativa total, ¿eh? Qué va, qué va, pero sí que tengo mis rachas, por eso llevo ya una temporada haciendo un esfuerzo por intentar ser optimista, pensar en positivo y convencerme de que, hasta en lo malo, hay algo bueno.

Por eso para este 2016 me propongo hacer un pequeño "experimento" que, si sale como espero, demostrará "empíricamente" que esto es verdad. No es ni más ni menos que eso que los anglosajones llaman "Happines Jar" o "The Jar Project", y que consiste en lo siguiente: empezando el día de Año Nuevo, todos los días durante un año, debes anotar algo que te haya hecho feliz, algo bueno que te haya pasado en ese día y guardar el papel dentro de un tarro de tal forma que, un año después, en la siguiente Nochevieja, vayas sacándolos uno a uno y vayas leyendo, y recordando, todas las cosas buenas que te han pasado ese año.

Si, como yo, te animas a con este DIY, sólo tienes que buscarte un tarro de cristal grandecito - recordad que tenemos muchas cosas buenas que meter dentro ;) - papeles, un boli y... ¡ya está! Hacer tu propio "tarro de la felicidad" es tan sencillo como eso, pero, como por aquí nos gusta dar ideas, os dejo unas cuantas imágenes - encontradas todas ellas en Pinterest -, que podéis imprimiros para adornar vuestro tarro y que sea aún más bonito ;)


1/2/3

4/5/6

7/8/9

Purita felicidad DIY, ¿no os parece? Además, al recordarlas, no sólo vas a ver que durante el año previo te han pasado un montón de cosas buenas - 365 para ser exactos ;) - , sino que, además, al leerlas volverás a conseguir otro momento de felicidad más.


Y... como este 2016 es año bisiesto... tendremos una oportunidad más para intentarlo 
y, quién sabe, quizá hasta conseguirlo ;)


¡¡FELIZ 2016 PARA TOD@S!!
¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

INSPIRACIÓN DIY: 10 COLECCIONES DE ETIQUETAS IMPRIMIBLES PARA TUS REGALOS DE REYES

Ya os contaba la semana pasada que estos días de Navidad ando liadilla - la Nochebuena en casa fue estupenda ;) - y aunque para Nochevieja voy a casa de mis padres, habrá que echar una mano también, así que... aunque no tanto como la semana pasada, sigo liadilla. Al trajín de cenas y comidas familiares se suma ahora el de los regalos, y es que ya sabéis que Sus Majestades los Reyes Magos son bien majos, pero tienen tanto trabajo que habrá que echarles una mano envolviendo y etiquetando regalos ;)

Por eso, si la semana pasada os proponía una idea de packaging diferente, esta vez para los rezagados o muy ocupados, os traigo una selección de 10 colecciones de etiquetas que servirán para que con un packaging muy sencillo - con papel de estraza o cualquier papel en un color liso - de fondo, podamos preparar unos regalos con un puntito de esos que tanto nos gustan.


En la web hay tantas etiquetas imprimibles gratuitas donde elegir, que me ha resultado difícil decidirme, pero al final he hecho una selección de etiquetas diseñadas este año, pero también en años anteriores en la que, creo, hay un poco de todo: blanco y negro, color, ilustraciones, fotos, tipografías, en inglés, en español... ¡a ver qué os parecen!

Por cierto, como detrás de estas etiquetas gratuitas hay un trabajazo de alguien que es tan maj@ como para compartirlas, he decidido que en lugar de ponéroslo súper fácil y llevaros directamente a los diferentes links de descarga, os voy a dirigir a los post de sus blogs donde daban a conocer las etiquetas elegidas. Así, de paso que conocéis o recordáis blogs bien chulos, agradecéis el trabajo con una visitita, ¿es lo justo, no? Además... en casi todos encontraréis también estupendísimas ideas para utilizarlas ;)

Ahora sí... ¡vamos allá!

Especialmente diseñadas para imprimir en papel craft, son de Project Party Studio.

Hemos escogido las etiquetas, pero en OPS! también tiene cartas para sus Majestades los RRMM ;)

Negro sobre blanco, elegimos las de Titatoni por su sencillez.

En Eat, Drink, Chic apuestan por los motivos de punto y le dan el sugerente título de "Paz"

Son del año pasado, pero también nos gustan éste. Ilustraciones a todo color en Orange You Lucky.

Me pirrian en colores vivos, pero las de Hey Look también están disponibles en tonos pastel. 

Fellow Fellow nos ofrece paisajes montañosos en blanco y negro o en color, tú eliges ;)

Con forma de bola del árbol, monísimas y perfectas para los peques, de Wild Olive.

Las más gamberras, os quedaréis "tó loc@s" con las etiquetas (y los regalos ;) de Pedrita Parker

¿Qué queréis que os diga? Yo también deseo que os flipen, tengo debilidad por CREATIVEmindly.


A mí estas me han encantado, y por eso las he escogido especialmente para vosotr@s, pero como os decía, no son las únicas, hay (muchas) más, si os apetece descubrir alguna de ellas sólo tenéis que visitar Google ;) 

Espero que os gusten tanto como a mí y que las utilicéis mucho estos Reyes
eso será señal de que vais a hacer muuuuchos regalos y eso siempre mola un montón, ¿no?

¡¡FELIZ SEMANA!!


FELIZ NAVIDAD... 2015 ;)

Os decía el año pasado que "la magia de la Navidad es la magia de las personas como tú, que hace que un año se pase volando...”


Si 2014 pasó rápido, 2015 ha batido todos los records, ha sido un visto y no visto en el que no he parado de aprender cosas y vivir nuevas (y gratas) experiencias con las que hace sólo 12 meses sólo podía soñar. Y todo eso gracias a tod@s vosotr@s que estáis ahí día tras día, semana tras semana y año tras año leyendo - y más aún, ¡comentando! - mis ocurrencias varias.

También como el año pasado, quiero acordarme de  mis compis de #DiarioDeco a las que, este año sí, ya conozco en persona - ¡¡yupii! - y que han sido parte de muchos de esos grandes momentos, ¡gracias chicas, vamos a por 2016! ;)

Y claro, un año da para mucho, y no todo han sido buenos momentos, alguno no tan bueno ha habido - como ese cambio de look del blog aún pendiente y que en 2016 llegará - pero ¿quién quiere pensar en eso ahora?

Ahora vamos a poner nuestra MENTE EN MODO NAVIDAD y a disfrutarla a tope ;)


Imágenes @ Deco López García 


A vosotr@s, lectores, compañeras.... amig@s tod@s ya, os deseo desde aquí felices fiestas 
y, como decimos por Laredo, "¡que paséis buena noche!".

¡¡FELIZ NAVIDAD!!
...y GRACIAS por seguir ahí :)

INSPIRACIÓN DIY: PACKAGING DE REGALIZ

Estos días de Navidad vamos a cambiar un poquito el calendario aquí en el blog. Os imaginaréis que con la tienda, las vacaciones de los niños, y recibir a la familia en casa - sí, la Nochebuena se celebra en mi cocina ;) - me toca hacer malabarismos a la hora de organizarme también con los post, así que, durante las vacaciones, sólo publicaremos un par de veces por semana. Dicho lo cual... ya que nos ponemos parcos en número de post, intentaremos no hacerlo en ideas ;)

Por eso, he pensado que, para tod@s aquell@s que estéis como yo de liad@s - que seguro que sois la gran mayoría - no os vendría mal alguna idea de estas de inspiración DIY que tanto me gusta daros de cuando en cuando y, como estamos en época de envolver regalos, hacer paquetes y comer dulces... ¿qué tal un packaging en forma de regaliz?


La autora del tutorial, Brittany Watson Jepsen, de The house that Lars built, vivió una temporada en Copenhague y desde entonces se declara enamorada del regaliz, y de ahí surgió su idea para este packaging DIY tan divertido. Yo #soyfan y, si os pasa como a mí, os vais a hacer también súper fans al instante.



Los materiales y herramientas que ha utilizado son:

Papel charol en colores brillantes y relacionados con el regaliz: rosa, amarillo , naranja , menta,...; cajas de regalo de forma cuadrada o rectangular en colores blanco y negro (esto lo podéis sustituir por cualquier caja que, a su vez, podrías forrar con papel charol blanco o negro, o por cajas de colores y ahorraros el primer paso); tubos de cartón de correo (o de papel de cocina); un cúter; una plegadera de hueso (si no sabéis qué es, podéis ver una en la página de María Lunarillos ;); y cinta adhesiva de doble cara.



Y los pasos a seguir son los siguientes:

  • Paso 1: envolver los regalos en papel del color que elijas, en uno o más colores.
  • Paso 2: cortar tiras de papel negro de aproximadamente 2,5 cm., y pegarlas alrededor de los regalos que previamente hemos envuelto en uno o más colores sólidos.
  • Paso 3: envolver de negro los tubos de cartón para que tengan aspecto de regaliz, tal cual. 


Tutorial original @ The house that Lars built
Fotos @ Trisha Zemp

¡Y ya está! Como veis es súper fácil, sólo es una cuestión de encontrar el papel de los colores correctos, y las cajas con las formas adecuadas para que parezcan regaliz y eso sí, como dice Brittany, "funciona mejor si tienes un montón de regalos" ;)

¿Qué os parece? ¿Le hincamos el diente a los regalos regaliz? 
Aún nos quedan un par de días para ponernos manos a la obra... ¿llegaremos? 

¡¡FELIZ SEMANA!!

DIY-RECETA: GALLETITAS DE NAVIDAD

En este viernes tan pre-navideño, no podía faltar una receta tan típica de estas fechas como las Galletas de Navidad que, esta vez, igual que las magdalenas muñeco de nieve del año pasado, vienen directas desde la cocina de Raquel en Stuttgart hasta nuestra sección "cocinillas".

IKEA FAMILY + DIARIODECO = TALLER DE NAVIDAD MUY FAMILIAR

Como os adelantaba en el post del lunes, el pasado 4 de diciembre las chicas "norteñas" de #DiarioDeco, impartimos un Taller de Mesas de Navidad en Ikea Barakaldo. Allí estuvimos Janire de "Ayuda a decorar", Miren de "Decorar en familia", Sara de "Tu Cajón Vintage" y yo misma :)



La experiencia fue genial aunque, la verdad de la verdad es que empezamos a disfrutar y a divertirnos semanas antes con todos los preparativos. Imaginaos... nosotras cuatro junto al equipo de Diseño, Marketing y Decoración de Ikea intercambiando ideas, propuesta para el taller y, además, con la posibilidad de utilizar un montón de objetos, adornos, cintas... ¡un locurón! Un auténtico sueño para cualquier amante de los DIYs. Eso sí, os confieso que el día "D" estaba un poco nerviosilla por aquello de impartir un taller ante desconocidos, aunque después pensé "va Mónica, que tú estás acostumbrada a tratar con gente a diario en la tienda" y, visto así, me tranquilicé un poco. Espero que los asistentes no se dieran cuenta de mis nervios ;)

Además, estaba todo muy bien organizado - junto con el equipo de Ikea Barakaldo también contamos con un cámara y un fotógrafo que hizó un montón de fotos - y las chicas y yo quedamos un rato antes de la hora del taller para comprobar que no faltaba nada. También aprovechamos ese rato para hacer unos bonitos broches con unos colgantes en forma de duende para uno de los talleres y, nos gustó tanto, que terminamos por colocarnos uno cada una para identificarnos :)


El taller era una actividad de Ikea Family, así que aquellos que lo desearan podían traer a sus hijos. Al llegar la hora "H" - alrededor de las seis de la tarde ;) - dividimos a los adultos en tres grupos y los niños se fueron todos con Miren, que se hizo con ellos enseguida. De los adultos qué os voy a contar... estaban todos encantados de aprender cosas nuevas y así da gusto enseñar.



Como os digo, el taller de adultos se dividió en tres partes, y en la mía aprendimos a personalizar copas de forma sencilla y también a doblar servilletas en forma de pino, como las que os mostré en el post sobre nuestro escaparate navideño del lunes.

Empezamos por las copas...

Ya se sabe que en Navidad es habitual que seamos muchos alrededor de la mesa y que, al final, uno ya no sepa qué copa es la suya. Por eso en este taller lo que proponíamos era personalizar las copas muy fácilmente para no tener que estar preocupado después de dónde la hemos dejado o si le estamos robando el cava al de al lado ;) En este caso hice una doble propuesta, ambas basadas en elementos de papelería del Ikea, para que cada uno pudiera elegir cuál le gustaba o le cuadraba más con la decoración de sus mesas:

- Para la primera propuesta utilizamos una etiqueta de la colección Höstfint de Ikea - disponible en la sección de papelería - que cortamos con una tijera de zig-zag para darle forma y, al mismo tiempo hacerla más pequeña y manejable para añadir a las copas. Con un rotulador permanente - y nuestra mejor caligrafía, a poder ser ;) - escribimos el nombre de cada uno de los invitados y la atamos al pie de la copa con un lazo de los mismos tonos, en este caso utilizamos uno de la misma colección Höstfint.


- Para la segunda propuesta nos servimos de unos círculos dorados de la colección Vintermys, que suelen emplearse para decorar los centros de mesa. En nuestro caso, con una tijera normal le hacemos un corte recto hasta el centro y ahí recortamos un pequeño redondel para encajarle en pie de la copa. De nuevo con el rotulador permanente y buena letra, ponemos el nombre de los comensales.


...y seguimos por las servilletas.


La propuesta de las servilletas en forma de pino fueron sin lugar a dudas el gran éxito de mi parte del taller entre los asistentes que, además de aprender a hacerlas, se llevaron las servilletas a sus casas como obsequio de Ikea. Para hacerlo, sólo necesitamos una servilleta - si es de tela mucho mejor porque con las de papel no siempre sale bien -. En este caso, nosotros utilizamos una servilleta de tela de Ikea y el broche del duende que habíamos preparado anteriormente como adorno, pero en su lugar podéis poner un lacito como he hecho yo en el escaparate, una estrellita... ya sabéis, ¡dejad volar la imaginación!

Y ahora vamos con la parte manual del asunto. Tenemos que doblar la servilleta varias veces y en unos pocos pasos que podéis ver en este vídeo, tenemos nuestra servilleta convertida en un bonito pino navideño. Si además lo rematamos con un broche como el que hicimos las chicas y yo antes de empezar... el resultado es fantástico. Las servilletas quedan ideales colocadas sobre el plato, pero en el taller hubo incluso quien consiguió que su servilleta se sostuviera de pie. ¡Mira cómo lucen en la estupenda mesa que nos prepararon las decoradoras de Ikea Barakaldo!


Pero la cosa no termina aquí... mientras yo me dedicaba a las copas y las servilletas, mira lo que tramaban mis compis.... Janire se traía entre manos más copas y algo relacionado con unos árboles, ¿queréis saber qué era?, lo tenéis hoy  mismo en su blog;


Sara manejaba un gran recipiente de cristal y mucho, muuuucho brillo... no dejéis de pasaros por su blog, que os lo explica;


 y Miren... Miren tuvo entretenidos a los niños más de una hora, ¿queréis saber cómo?, pues también lo cuenta hoy en su blog, no dejes de pasarte para ver las cosas tan chulas que hicieron los peques.


En resumen, pasamos una tarde fantástica, las chicas y yo disfrutamos muchísimo impartiendo los talleres y conversando con todos los que se acercaron al evento. Para nosotras ha sido una gran experiencia y esperamos que para los participantes también lo fuera :)






Nosotras estamos dispuestísimas a repetir, esperamos que ell@s también ;)


¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!












¿VIENES A CENAR A NUESTRO ESCAPARATE?

Como os contaba hace unos días, a principios de diciembre siempre ando liada preparando los escaparates para Navidad y este año, aunque el pasado juré que no volvería a hacerlo, al final no me he podido resistir y he vuelto a apuntarme al concurso de escaparates navideños de mi pueblo... a ver si hay más suerte que en otras ediciones ;)

Si el año pasado intenté recrear una sala de estar en la que apeteciera sentarse, con su sillón, su alfombra, su árbol... todo ello en tonos grises, platas y negros, en esta ocasión he optado por darle un aire más cálido con colores como el cobre, la madera o los tonos rosados para recrear un comedor.

El objetivo era, de nuevo, que resultara acogedor, y... si me tengo que fíar de Sandra, nuestra "vecina de puerta con puerta" de Sandra Torre Estilistas - sí, la misma que me dejó probar nuestros felpudos en su puerta ;) -, lo hemos conseguido porque ya me ha preguntado si tenemos pensado cenar en el escaparate esta Nochebuena. A ver qué os parece a vosotros ;)


La base del escaparate no son muchas piezas: una gran alacena, una mesa redonda con cuatro sillas y un mueble auxiliar que, en este caso, vamos a utilizar para crear un rincón especial, todo ello mezclando el blanco con la madera. Por supuesto, el complemento indispensable es nuestro árbol de Navidad.


Queríamos que la gran protagonista fuera la mesa, por eso la hemos vestido con todo detalle mezclando elementos comprados con otros DIY. Por ejemplo, los dos caminos de mesa, son en realidad papel pintado rematado con unos madroños de pasamanería. Sobre ellos hemos colocado unos bajo-platos redondos de mimbre para darle un toque natural que contrasta con la vajilla en dos tonos: gris y rosa pálido. Los cubiertos los hemos atado con un sencillo lazo sobre una servilleta de papel con lunares en los mismos tonos, y para las copas hemos utilizado nos adornos, también de papel para diferenciarlas y que cada comensal sepa cuál es la suya.


El elemento "estrella" de nuestra mesa es una servilleta de lino plegada en forma de pino navideño adornada con un lacito dorado en lo alto. Ésta fue mi propuesta para el taller que las chicas norteñas de #DiarioDeco impartimos hace un par de semanas en  el Ikea de Barakaldo - os lo contamos todo este miércoles ;) - y triunfó tanto entre los asistentes que no podía dejar de incluirla.


Como centro de mesa, hemos utilizado los candelabros en cobre que acaban de llegar a la tienda - ya os adelanté que serían protagonistas ;) - y, aprovechando sus formas geométricas, los hemos combinados con varios detalles en forma de diamante con varios tonos en la misma gama, y a juego también con la decoración del árbol y el papel pintado de la pared. Para el toque final, hemos incluido una pequeña guirnalda de luces en tonos cobre y, a los pies de nuestra mesa, un alfombra en tonos naturales y beis.


La alacena - también blanca, pero esta vez combinado con madera y  más grande que la anterior que teníamos - la hemos aprovechado para "enmarcar" nuestra mesa y, de paso, exponer más cositas de la tienda como portafotos, cajitas, bandejas, otros candelabros, velas ambientadores... ya sabéis, pequeños detalles de esos que dan calor de hogar.


En el pequeño mueble auxiliar hemos optado por colocar un expositor con dulces navideños - a ver si estando en el escaparate no doy tantos paseos para picar ;) -; una estrella de cobre con una pequeña luz LED - un regalo de Ikea por nuestra participación en su taller que me encanta y queda genial -; y los farolillos navideños shabby chic de nuestro último #DIY3BR. Como fondo, aunque el papel de la pared me encanta precisamente por sus motivos y tonos festivos pero discretos, finalmente me animé a colgar un cuadro para darle compensar un poco su presencia respecto al resto del escaparate. Y algo parecido me pasó con el cristal de la ventana, no iba a hacer nada, pero finalmente no pude resistirme a pintar unos "copos" de nieve cayendo...


Por último, pero no por eso menos importante, nuestro árbol :) Este año decorado con bolas en tonos cobres, rosas, nude, platas y oro, junto con unas figuras enforma de diamante como la que hemos utilizado en el centro de mesa y unas etiquetas de papel con motivos, todo ello en los mismos tonos.


¿Os confieso una cosa? Estoy súper contenta con el resultado. 
El escaparate de este año ha quedado mejor de lo que yo misma imaginaba cuando lo ideé. 
Espero que ocurra lo mismo con vosotr@s, y también con nuestros clientes, visitantes y tod@s aquellos que paseen por delante de nuestra mesa de Navidad :)

¡¡FELIZ SEMANA!!

DIY: FAROLILLOS NAVIDEÑOS SHABBY CHIC

Volvemos un viernes más con un DIY y tengo que confesar que en esta ocasión sí que se trata de un #DIY3BR de los míos, ya sabéis... bueno, bonito, barato y resultón ;) Y, por si esto fuera poco, además vais a ver que es facilísimo de hacer.

UN ÁRBOL DE NAVIDAD "DIFERENTE":
#DiarioDeco18 - Preparando la Navidad

Otro mes que vuela y otra fiesta más de #DiarioDeco. Si el mes pasado lo dedicábamos a nuestros rincones low cost favoritos, estando en diciembre, #DiarioDeco18 no podía tener otro tema que "Preparando la Navidad" :)

En la fiesta navideña del año pasado os contaba que, aunque dediqué el post a "montar el Belén... sin liarla ;)", yo en realidad soy una fan incondicional del árbol de Navidad. De hecho, en casa hemos dedicado el "cuasi puente" a decorar nuestra nueva adquisición - un arbolazo de 1.80 m. con piñas y todo, aunque artificial, eso sí - y por aquí todo el mundo está encantado, pero yo he de confesar que, si no tuviera niños me hubiera decidido por otro tipo de árbol.

Si yo hubiera podido elegir cualquier árbol, el que yo quisiera, para esta Navidad - y para muchas más en realidad - hubiera elegido uno de los modelos de The Jubiltree Company.


Del Jubiltree me gustan muchas cosas. No sé si la que más, pero sí la primera que llamó mi atención, fue su diseño. El Jubiltree es uno de esos ejemplos de piezas de diseño que me gusta traeros de cuando en cuando al blog. Sus líneas simples, que capturan la geometría esencial del típico abeto navideño, resultan atractivas incluso antes de haber colgado ningún adorno.

Este árbol navideño alternativo, es además natural y reutilizable al mismo tiempo. Natural porque está hecho de madera maciza de especies autóctonas americanas, y reutilizable porque, ese material natural se utiliza una sola vez en su fabricación y todas las que tú quieras en tu casa.




Del Jubiltree me gusta también que es un producto handmade, fabricado por carpinteros artesanos de Maine. Siguiendo la larga tradición de producción de madera en esta zona de Estados Unidos, cada árbol está montado y terminado a mano. El objetivo final es que la calidad del producto sea tal, que el árbol Jubiltree sea un tesoro familiar que pase de generación en generación. Una tradición navideña que yo estaría encantada de incorporar en mi casa :)

Fácil de montar - puede hacerse a mano y en menos de diez minutos -, y también fácil de almacenar - dicen en su web que ocupa "lo mismo que un duende", que traducido a medida española viene a ser 1,30 m. largo x 23.50 cm ancho x 17.15 cm alto ;) -, otra de sus ventajas es que invita a la creatividad. ¿Te sientes tradicional? Te sirve. ¿Pasas una época minimalista? También te sirve. Cambiar de un año a otro sólo dependerá de tu inspiración a la hora de elegir cómo adornarlo.









Puede que sea porque cuando era pequeña mi padre - siempre preocupado por la decoración, lo nuestro es cosa de familia ;) - no me dejara adornar el árbol en plan hortera y cargado de espumillón que es lo que yo quería, pero como os contaba, en mi casa ahora mandan mis niños y hemos elegido un árbol más acorde con sus gustos - tengo unos hijos eclécticos, pero con cierta querencia tradicional, jaja -. Pero, ya os lo digo ahora, voy a empezar a ahorrar ya mismo y en cuantito se hagan mayores y pasen de mí y de la Navidad pienso agenciarme un Jubiltree para cambiar de árbol cada año :D

¿Y vosotr@s? ¿Tenéis ya listo el árbol?
¿Apostarías por un árbol alternativo como el Jubiltree o preferís el típico abeto? 
Seguro que más de un@ ya nos lo ha contado en la fiesta de #DiarioDeco18... ¡allí nos leemos!


**Con este post estoy participando en la fiesta de enlaces: #DiarioDeco18: Preparando la Navidad**

¡¡FELIZ MIÉRCOLES!!